Mujeres Cool

maria-jose-barraza

Maria José Barraza

María Jose Barraza es de esas mujeres que quiero con el alma. Y justamente la llamo #mihermanadelalma porque con ella puedo hablar por horas y descubrir que estamos en la misma sintonía. Siempre está pendiente de esas señales que mejoran la vida y tiene un corazón grandote y generoso. Nos encanta celebrar nuestra imperfección (aclaración: más la mía porque la de ella aun no se la encuentro) y por eso la he invitado a que sea la primera “mujer cool” invita  da a este Blog donde siempre estará presente una mujer que deje huella.

La mujer de tus sueños existe. La mujer perfecta, no.

Por: Maria José Barraza

“Mami: ¿Porque hay esa necesidad de demostrarle a todo el mundo, a toda hora que somos felices?” Le preguntó Dominique a su mamá Luz María Doria. Yo añadiría ¿además de felices, perfectos? ¿Qué queremos probar? ¿a quién queremos impresionar? Creemos que lo que vemos en las revistas y en las redes siempre es lo que es, cuando a lo mejor no es otra cosa que la necesidad de querer aparentar una realidad que en muchos casos ha sido manipulada para cumplir con los estándares que nos ha marcado la sociedad y que en al afán de ser admirados y aceptados nos hemos impuesto a nosotros mismos.

Quizás sea ese miedo de mostrarnos vulnerables, tal y como somos y aterrados de no ser aprobados por los demás. O a lo mejor lo que estamos haciendo es demostrándonos lo imperfectos que somos. Lo inseguros, lo miedosos y negados a aceptar  lo que es una realidad: nadie es perfecto y la verdadera felicidad va más allá de una sonrisa y está muy lejos de ser algo que podamos ver o mostrar en una simple foto.

Hemos  ayudado a promover  una cultura a la perfección, y a esos 1, 100, 1000 seguidores a veces sin quererlo le reforzamos sus inseguridades y le ponemos  una presión basada en algo que no es real y que lejos de acercarnos a serlas personas que soñamos, nos deja grandes vacíos y descontentos.

Vivimos en una cultura dominada por el ego en la que la que el éxito y la  felicidad se definen por cómo nos vemos y lo que tenemos, olvidándonos que todas son cosas externas que podemos  perder en un abrir y cerrar de ojos. La belleza exterior cambia, el dinero, la casa, y el trabajo los podemos perder. El poder interno es el único y verdadero que podemos controlar, que sólo depende de nosotros mismos, que permanece a través del tiempo y de las circunstancias, y que nos  acerca a sentir paz interior y autentica felicidad.

"Ámate, apruébate, valórate y perdónate. Encuentra tu propósito de vida y cree ciegamente que lo vas a conseguir."

"La tarea es comenzar el camino de seres a mujer y en el proceso porque no, lograr que nuestras vidas se parezcan un poco más a la que vendemos en las redes sociales. Que hoy como lo hizo Luz María con su libro, empiece una buena historia y lo mejor es que ¡esta, la escribes tu!."

Cuidado con la trampa

Claro que a todos nos gusta poner fotos lindas, compartir  momentos de alegría, lugares hermosos  y usar filtros que nos hacen ver mejor pero no caigamos en la trampa y en el engaño de creer que lo que vemos es siempre lo que hay porque lo más seguro es que ni la foto de Facebook o los post  de Instagram sean tan perfectos como parecen, ni nuestra vida necesariamente tan feliz y tan color de rosa como la pintamos.

"Vivimos en una cultura dominada por el ego ... olvidándonos que todas son cosas externas que podemos perder en un abrir y cerrar de ojos."

Cuando nadie me ve

Un día alguien me preguntó: ¿cómo haces para estar siempre flaca? ¿Cómo haces para tener el pelo perfecto? ¡Todo lo que te pones te queda bien! Evidentemente se guían por lo que ven pero es muy poco en realidad lo que saben. Yo también como todos tengo mis  días grises que no comparto en redes. Días en los que siento que me como  al mundo y otros en los que siento que el mundo me come a mí. Días en los que me siento desanimada, fea, gorda (¿quién no?), sin ganas, motivación o propósito. Si me vieran un Domingo o como dice Alejandro Sanz en su canción “Cuando Nadie Me Ve”.  Si supieran las veces que me he visto al espejo y no me gusta lo que veo. Tengo  mucho que agradecer a Dios pero también mucho que trabajar, muchos miedos que vencer e inseguridades que resolver. Yo también  estoy  peleando mis  propias batallas y estoy en el camino de querer ser la mujer de nuestros sueños que no es otra cosa que con nuestras imperfecciones (que TODOS tenemos) y con todas las fuerzas del corazón trabajar para ser la mejor versión de nosotros mismos. Esa sí que podemos ser pero ¡perfectas no!

"Nadie es perfecto y la verdadera felicidad va más allá de una sonrisa y está muy lejos de ser algo que podamos ver o mostrar en una simple foto."

"Tengo mucho que agradecer a Dios pero también mucho que trabajar, muchos miedos que vencer e inseguridades que resolver."

La historia la escribes tu

Ámate, apruébate, valórate y perdónate. Encuentra tu propósito de vida y cree ciegamente que lo vas a conseguir. Abraza tus imperfecciones. Lo externo no es lo que dura ni lo que vale. No tengas miedo a mostrarte vulnerable. Recuerda que aunque a primera vista todos nos mostremos muy seguros y fuertes la realidad es que estamos en la lucha de ser mejores; más felices y más plenos. Se noble con los demás. Acéptate sin juzgarte y acepta a los demás como son y con amor.